5 casos de falta de rigor periodístico

Luego de revelarse que la historia contada por Pablo Oporto en el programa Aquí está Chile de CHV era falsa, el equipo de Vergara240 hizo una recopilación de casos en donde se ha puesto en cuestión el oficio del periodismo.

 

Pulitzer a la basura

En abril de 1981, el diario norteamericano The Washington Post publicó un artículo que relataba detalladamente la desgarradora historia de un niño de ocho años adicto a la heroína, el cual le valió un Premio Pulitzer a su autora, Janet Cooke.

Sin embargo, y a raíz de la preocupación por la integridad del infante, el alcalde de la capital federal, Marion Barry, y el jefe de policía de Washington, Burtell M. Jefferson, fueron en busca de este y de la veracidad de la noticia. Lo que los llevó a descubrir que todo era un invento.

Artículo “El Mundo de Jimmy”, de Janet Cooke.

A partir de ese momento, Benjamín C. Bradlee, editor ejecutivo del Post, se reunió con el equipo editorial del periódico y envió un telegrama al comité Pulitzer señalando que “con gran pena y sentimiento” Janet Cooke habría preferido no aceptar el galardón. Para después pedir las disculpas correspondientes a los lectores del diario.

 

El Washington Post pide disculpa públicas y devuelve el premio Pulitzer.

 

“El secreto de la enfermedad de Chávez”

Así titulaba en su portada el diario El País la mañana del jueves 24 de enero de 2013. Una fotografía donde se veía un hombre entubado y siendo asistido por médicos. ¿El de la foto? Los redactores del diario El País, aseguraban que era Hugo Chávez, entonces Presidente de Venezuela. Por lo que ya era un golpe noticioso. ¿El problema? La foto no correspondía al mandatario venezolano, sino que un paciente de 48 años que se practicaba una ‘intubación de acromegalia AMVAD’, en 2008.

Portada de El País. Madrugada del 24 de enero de 2013.

La fotografía permaneció durante treinta minutos en el sitio web, tiempo suficiente para generar una oleada de reacciones en redes sociales. El Twitter oficial de una revista colombiana, fue uno de los primeros en mostrar el error. Además el Ministro de Comunicación e Información del Poder Popular de Venezuela, Ernesto Villegas, desmentía la veracidad de la foto.

Luego de sacar de la portada al presidente venezolano, el diario El País, pidió disculpas públicas.

 

“El precio de la verdad”: cuando las mentiras llegan a la pantalla grande

Stephen Glass es un periodista que trabajó en la revista New Republic. Durante la década de los 90, sus artículos lo llevaron a  ser uno de los jóvenes con mayor proyección, hasta que un medio de la competencia terminó con su carrera al destapar que más de la mitad de sus publicaciones eran mentiras. Su historia fue tan mediática que en 2003 se hizo una película llamada “El precio de la verdad”.

27 de sus 41 artículos publicados eran falsos.
Revisión de escritos de Glass

El fin de la Izquierda Unida, según el diario El País 

El 1 de enero de  2016 El País publicó una noticia ficticia que todavía sigue en su sitio web. En ella, anunciaba que uno de los líderes de “Izquierda Unida” le pondría fin al partido, con la excusa de “alumbrar una nueva formación política”. El implicado, Alberto Garzón, contestó el tuit del periódico español y desechó la idea de disolver el movimiento político.

A más de un año de ese anuncio, “Izquierda Unida” sigue existiendo y Garzón se mantiene como Coordinador General.

 

CNN y la noticia que no cumplía estándares

El jueves 22 de junio de este año, la cadena CNN publicó en su sitio web un reportaje sobre los vínculos financieros de miembros de la campaña de Donald Trump con el Fondo Ruso de Inversión Directa. El artículo realizado por los periodistas  Thomas Frank, Eric Luchtblau y Lex Harris, relacionaba a Anthony Scaramucci, ex miembro del equipo de transición presidencial de Trump, con Rusia. La publicación se sustentó en una cuenta anónima y se aseguraba que la Comisión de Inteligencia del Senado lo estaba investigando.
El mismo día la cadena eliminó la historia y se disculpó a través de Twitter, explicando que el artículo “no cumplía con los estándares editoriales de CNN”.  También pidió perdón a Scaramucci. Por último, los tres periodistas involucrados  presentaron su renuncia al medio cuatro días después de lo ocurrido.