Claudia Huaiquimilla: cine personal y social

Cineasta y mapuche, Claudia Huaiquimilla (29) es directora y guionista de la película Mala Junta (2016) que retrata la juventud de Tano, un adolescente de 16 años que vuelve a vivir con su padre luego de cometer un delito y se enfrenta a los prejuicios de la sociedad junto a su nuevo amigo, Cheo. A través de este largometraje, Huaquimilla refleja sus intereses y su propia experiencia acerca de la falta de empatía y el cultivo de la identidad propia.

 

Claudia Huaquimilla, directora de Mala Junta
¿Cómo fue el proceso de investigación que realizaste para esta película?

En general la investigación es súper importante para mí a la hora de escribir y realicé distintas cosas: un trabajo con la comunidad a la que pertenece mi familia súper exhaustivo, hice un casting falso porque yo ya tenía elegido a Cheo que iba a ser el protagonista. Me sirvió para entrevistar a los extras y preguntar si efectivamente habían vivido situaciones de discriminación o no. Me basé en estudios de la UNICEF respecto a allanamientos, de niños que han sufrido violencia y discriminación de los centros del SENAME.

¿Hay experiencias vividas por ti que estén retratadas en Mala Junta?

O sea, yo creo que todos los artistas ponen mucho de ellos en sus obras de manera no literal, pero sí creo que en ésta especialmente y mucho porque no sólo yo, sino que el resto del equipo lo tomó como una quizás única opción de hacer un largometraje. Entonces quisimos meter todos los temas que nos movían. Creo que volqué gran parte de lo que me movía o me dolía a mí en ese momento y que quizás no supe expresar con palabras más adolescente, lo expresé a través del cine en este momento.

¿Cuál crees tú que ha sido el rol de las redes sociales y medios digitales en la causa mapuche?

No teníamos para estar en televisión ni en grandes portadas en los diarios, pero lo que sí hicimos nosotros fue potenciar justamente ese contacto directo que tú puedes tener en redes sociales inmediato. Creo que a pesar de que uno no puede confiar fielmente en todo lo que está en las redes sociales, sí te permite un espacio mucho más democrático y económico para dar a conocer otras temáticas.

 

Eliseo Fernández y Andrew Bargsted, protagonistas de Mala Junta
¿Cómo crees que aportan las redes sociales a la causa mapuche?

Creo que las redes sociales son una gran ayuda a hacer un contrapunto de la oficialidad. Hay un poder muy importante y lo digo no solamente por la causa mapuche, sino por muchas de otras convocatorias que no tienen acceso en los medios que requieren también más dinero para ser publicitados y uno de ellos también es la película y fue una de las estrategias que nosotros tomamos.

¿Qué medios digitales o sitios de organizaciones sigues para informarte sobre la causa mapuche?

Sigo muchos de los hogares mapuche. Una de las páginas importantes es la Meli Wixan Mapu que es la agrupación de mapuche que está en la ciudad, que también son muy importantes, pero son muchas las instituciones y agrupaciones que por suerte ahora están activas. También muchas mujeres feministas y mapuche. Entonces eso es lo bonito, que ahora también hay mucha diversidad dentro de la misma causa mapuche.