Felipe Aldunate

El periodista Felipe Aldunate estudió en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Ex Director Editorial de América Economía, actualmente es director de El Mercurio Inversiones, revista de análisis de mercados e ideas de inversión. Es de los pocos chilenos que ha tenido la oportunidad de asistir a las reuniones anuales realizadas por el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

En la Universidad Diego Portales está a cargo de las cátedras de Introducción a la Economía, Taller de Actualidad Económica y Periodismo de Datos de la carrera de Periodismo.

 

 

El periodista de datos es un especialista en el área de los medios de información que entiende que la creciente acumulación y formación de bases de datos, principalmente digitales, pueden ser fuentes para la creación de historias de alto valor noticioso. Pero para ello se requieren algunas herramientas especiales, como planillas de cálculos, bases de datos y conocimientos estadísticos, que muchas veces el periodista tradicional no desarrolló, y por lo tanto, implica una formación especial de sus ejecutores.    

Los datos son la mejor herramienta para limitar la expansión de la publicidad y las noticias falsas que contaminan el debate político.

 

El periodismo de datos ya es una realidad en los medios, pero tiene mucho por crecer.

En periodismo de datos trabajamos con un equipo interdisciplinario que combina ingenieros con analistas financieros, diseñadores y periodistas para sacar nuestros contenidos diarios.    

El Mercurio está haciendo cosas importantes y permanentes en el área del periodismo de datos. De fuera, sigo mucho a Bloomberg Graphics y a las recomendaciones que hacen sitios especializados en periodismo de datos y visualización de datos.  

Las mejores notas vienen de las bases de datos menos accesibles. Muchas veces lo mejor es armar uno mismo una base. Es más pega, pero puede resultar mucho mejor.

La infografía es la manera de simplificar la alta complejidad que se esconden en los datos. Los equipos periodísticos se adaptan a esta lógica rompiendo paradigmas y abriendo la sala de redacción a profesionales que no vengan del periodismo.