El cine político de Pepa San Martín

En 2004, un juez español concedió a una mujer la adopción de las gemelas de las que es madre biológica su pareja sentimental, en la provincia de Pamplona, España. En ese mismo año, en Santiago de Chile, una jueza perdió la tutela de sus hijos por ser lesbiana. Dos contrastes en el mismo período de tiempo marcaron un antes y después en la historia política y social de cada país. La primera permitió la composición de una familia que se responsabilizaría del bienestar de las niñas adoptadas, mientras que la segunda culminó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2010, cuando se concluyó que Chile vulneró el derecho a vivir libre de discriminación a la abogada chilena.

La historia que retrató Pepa San Martín en su película Rara (2016), está inspirada en el caso chileno de la abogada Karen Atala, quien al revelar que mantenía una relación homosexual, fue demandada por su ex esposo pidiendo la custodia de sus hijas, al considerar que la mujer pondría en riesgo el bienestar y desarrollo psíquico y emocional de las niñas.

En este contexto, la directora de la película protagonizada por Mariana Loyola, Daniel Muñoz y Julia Lüber enfatiza que si bien ella siente que las mujeres son una minoría, a pesar que sean mayoría en número,  la sociedad cambió entregándole otro sentido a la lucha por los derechos de la mujer y de la comunidad LGBTI.

“Hoy es un momento potente donde la mujer tiene que sacar la voz y los hombres nos tienen que acompañar en esto,” remarca Pepa San Martín.

En ese sentido, la cineasta cuenta en su filme la historia de Sara, una joven que está por cumplir 13 años y que comienza a notar los cambios físicos de su adolescencia, y además de tomar responsabilidades respecto a su hermana menor y entender a sus padres: su madre vive con su novia y su padre con su nueva esposa.

En ese panorama, la directora captura a una familia homoparental que vive sin preocupaciones, hasta que la presión del entorno social de Sara, al considerar que no es normal que viva con su madre junto a la pareja de ella, terminará por quebrar el equilibrio familiar.

“(Con Rara) Yo pretendo que se abra un diálogo, que las personas que estén super sesgadas, vean esto desde otro lugar”, señala San Martín con la propuesta de su película.

Para Pepa “no es coincidencia que las últimas películas estén inspiradas en hechos reales, que el cine está volviendo a ser más político, a tener un diálogo en la calle”.

Rara tuvo que competir en su estreno con grandes presupuestos de marketing de cintas estadounidenses. Sin embargo, las redes sociales le permitieron llegar a un público comprometido e interesado en la temática retratada, lo que generó un potente feedback entre la gente y la película.

Por dicha razón, a más de 9 meses de lanzamiento, Pepa San Martín continúa promocionando su ópera prima que le ha permitido obtener el Premio Horizontes Latinos de la 64 edición del Festival de Cine de San Sebastián y el Gran Premio del Jurado a mejor película en la categoría Generación Kplus en la Berlinale 2016.

Revisa la entrevista completa a Pepa San Martín realizada luego de la exhibición a sala llena (llenísima) en la Biblioteca Nicanor Parra de la UDP como parte del Ciclo de Cine e Identidad de Género: