Los titanes de Internet: ¿Qué precio tiene la libertad de navegar?

Durante sus principios, Internet estuvo planteado como un espacio de libre difusión y obtención de datos. Una herramienta moderna que prometía -y promete- una libertad absoluta ante su uso. La plataforma digital marcaba el paso hacia una nueva era de la información. 

Siempre se intentó guiar al Internet por el camino de la libertad. La lucha de Aaron Swartz, joven prodigio que trató de convertir a la red en una biblioteca pública de información, simboliza uno de los mayores intentos por crear un ente democrático. En su esfuerzo, Swartz fue uno de los precursores de Creative Commons, etiqueta que permite al autor dejar su material a libre uso en la red. Hoy, el legado de Swartz se ve en peligro frente a los intereses propios de algunas compañías, cuyo negocio está en la información que contiene Internet.  

“Silicon Valley, tenemos un problema”

The Economist, revista semanal de economía internacional, lanzó hace un par de semanas dos artículos que acusaban a las empresas Amazon, Facebook y Google de hacer su fortuna por medio de prácticas anti competitivas. Uno de estos artículos (“Silicon Valley, we have a problem”, publicado en la edición impresa de enero)  entrega una visión apocalíptica sobre el futuro de la red. Imitando la estructura de un email y bajo el seudónimo de Eve Smith, el autor de la editorial le recomienda a Jeff Bezos (director y creador de Amazon), Mark Zuckerberg (creador de Facebook) y Sundar Pichai (director ejecutivo de Google) cambiar el rumbo de sus mercados con el fin de no acabar con sus propios negocios.

¿A qué se refiere Smith realmente? ¿Qué es lo que está ocurriendo en Internet? Como ya señalábamos, esta red es una fuente de datos e informaciones. Todas las páginas trabajan con datos que son útiles para su funcionamiento, que también son sumamente valiosos, ya que entregan información sobre los usuarios que visitan la web.

Portada del The Economist en la edición que fueron publicados estos artículos.
Portada del The Economist en la edición que fueron publicados estos artículos.

Esta especie de materia prima digital es vendida a otras empresas con el fin de generar publicidad personalizada. Amazon, Facebook y Google superan con creces a las demás compañías respecto a este punto. “Sus servicios parecen ser gratuitos, pero los usuarios “pagan” por ellos entregando sus datos”, reza en el artículo.

Los titanes (como denomina The Economist a Amazon, Facebook y Google) controlan los mayores flujos de los datos de usuarios y, por ende, consiguen la mayor rentabilidad monetaria en temas de publicidad. Esta situación les ha entregado un alto poder y, en la actualidad, los límites de estas plataformas son los límites propios de Internet. O en otras palabras, Amazon, Facebook y Google son quienes ponen las normas del mercado digital. 

En números, tanto Facebook como Google dominaron el espectro publicitario obteniendo el 67% de la inversión total durante el 2017. Se espera que este 2017, Amazon incremente su presupuesto en publicidad para acabar con el duopolio. 

Gráfica de artículo del The Economist donde se demuestra el dominio publicitario de Facebook y Google en los Estados Unidos.

No es un problema como tal que estas compañías dominen el mercado de Internet, sino el hecho que el carácter de este domino sea monopólico, lo que va en contra de los principios de la plataforma. Los titanes han monopolizado el contenido de Internet y, cada vez que ven en peligro perder este control, resuelven sus problemas con su capacidad adquisitiva. Así se vio con los casos de Instagram y WhatsApp, ambas redes sociales que hoy le pertenecen a Facebook luego de adquirirlas por sumas millonarias en 2012 y 2014, respectivamente. Este comportamiento podría acabar con la propia existencia de estas plataformas.

“L a conclusión es que parece más probable que uno de ustedes termine como la gigantesca estructura de Burning Man, que la multitud quema con antorchas, mirando con atención absorta mientras se convierte en cenizas”

Eve Smith

The Menace of the Hour. Caricatura sobre el monopolio en 1899. Por George Luks.
The Menace of the Hour. Caricatura sobre el monopolio en 1899. Por George Luks. Obtenida en Wikipedia, CC.

Desde una postura diferente, Miguel Huerta, académico UDP y especialista en comunicación digital y redes sociales, especifica que el dominio de estos mercados, por parte de los titanes, se debe a la efectividad que estos servicios han tenido en la web. “Lo primero que hay que entender es que Internet sigue siendo libre”, argumenta Huerta, quien agrega que, la libertad se encamina dentro de las necesidades de las empresas que invierten en esta plataforma. Concentrar las visitas en sus servicios es, para los titantes, esencial en su existencia. 

“E ntonces, ¿Por qué Facebook, Google y Amazon son los supuestos “dueños de Internet”? Porque han logrado ofrecer a las personas un espacio (plataforma) en donde pueden encontrar fácilmente lo que necesitan”

Miguel Huerta

¿El futuro es nuestro?

Monopolizar a la red significa reducir sus libertades. Es necesario impedir que esto siga ocurriendo, hacer un refresh a esta página y cambiar el rumbo de la situación. Esta transformación debe partir desde estos mismos titanes, no solo para limpiar su imagen ante la opinión pública, sino también para mantenerse con vida dentro de la red. “Las propias firmas enfatizan que una nueva matanza gigantesca está a solo un clic de distancia y que podrían ser derribadas por una nueva tecnología, como la cadena de bloques (Bitcoin), escribe The Economist.

Pero hay un camino que también debemos recorrer nosotros. Los usuarios deben velar por derechos propios que nos den poder sobre nuestra información y el uso de esta. Si aún permitimos que nuestros datos personales, nuestros gustos y comportamientos, sean usados con fines económicos, no faltará otra compañía que intente adueñarse de ello, creando un nuevo monopolio. ¿Es necesario que nosotros tengamos que proteger la libertad de Internet? Por la postura que muestran estos titanes ante la situación, parece que sí. 

Pero tranquilos, ya hay quienes están comenzando a tomar un nuevo rumbo. El propio creador del World Wide Web (WWW), Tim Berners-Lee, está en la fabricación de una nueva manera de navegación en la red, por medio de un sistema de datos enlazados (más en el vídeo de TED). Además, en nuestro país existe una organización que trabaja en la protección de los derechos de los usuarios dentro del mundo digital. De esta manera los propios usuarios construyen el futuro de Internet bajo sus principios.

“Q uería replantear la manera en que usamos la información, la forma en que trabajamos juntos”

Tim Berners-Lee, el padre del Internet

 

 

 

Loading...

Loading…

Artículos utilizados

How to tame the tech titans

NOT long ago, being the boss of a big Western tech firm was a dream job. As the billions rolled in, so did the plaudits: Google, Facebook, Amazon and others were making the world a better place. Today these companies are accused of being BAADD-big, anti-competitive, addictive and destructive to democracy.

The techlash against Amazon, Facebook and Google-and what they can do

Eve Smith, Invisible Hand Strategies, LLC To: Jeff Bezos , Mark Zuckerberg , Sundar Pichai CC: Tim Cook , Reed Hastings , Satya Nadella Dear Jeff, Mark and Sundar, if I may I imagine your concern about the simmering tech backlash has grown since we ran into each other in the desert in September.

¿Con qué soñaban los impulsores de internet? (y qué ha sido de su sueño)

El fin de la neutralidad en internet en EE UU ha movido los cimientos de una red que se creó con un firme propósito de apertura con vocación de accesibilidad universal. La filosofía y los valores que promovieron entonces sus impulsores se han preservado de mejor o peor manera con el paso del tiempo.

Breve historia de internet | Internet Society

Barry M. Leiner, Vinton G. Cerf, David D. Clark, Robert E. Kahn, Leonard Kleinrock, Daniel C. Lynch, Jon Postel, Larry G. Roberts, Stephen Wolff Internet ha revolucionado la informática y las comunicaciones como ninguna otra cosa. La invención del telégrafo, el teléfono, la radio y el ordenador sentó las bases para esta integración de funcionalidades sin precedentes.

Opinión | Los gigantes de la tecnología parecen invencibles y eso preocupa a los gobiernos

Read in English En la industria tecnológica, los tiburones nunca han estado a salvo de los pececillos por mucho tiempo. Durante gran parte de los últimos 40 años, los más grandes de la tecnología -desde IBM hasta Hewlett-Packard, Cisco o Yahoo- terminaron siendo superados por nuevas empresas que salieron de la nada.