QUARTZ V/S THE ECONOMIST: PERIODISMO ECONÓMICO DE WEB Y PAPEL

QUARTZ

Con una corta historia que inicia en septiembre del 2012, QUARTZ ha logrado establecerse en la cabecilla de los medios nativos digitales y conquistar a un moderno público especializado en lo que el medio denomina como “la nueva economía global”. Durante este pequeño trayecto han vivido un montón de desafíos que los ha obligado a reformarse hacía un nuevo público de las redes sociales. Con obsessions como su sección más vista, Quartz centra los fenómenos de la economía sobre sus efectos y el impacto que generan y de aquella manera crear un contenido que es leído, hoy por hoy, desde un exitoso inversionista hasta un curioso usuario de Facebook.Con respecto al sitio web, QUARTZ centra su arquitectura como medio digital en una elegancia minimalista que es dominada por una neutra variedad de grises. La imagen fotográfica es esencial en sus artículos y extremadamente enorme en comparación al espacio que le otorgan medios tradicionales. Con un scroll down infinito, QUARTZ presenta una estructura estilo red social que a menudo viaja uno por la página está te va entregando contenida. QUARTZ INDEX es una plataforma pionera de la construcción vertical. De forma didáctica el medio te entrega pequeños datos sobre un tema en común y lleva al usuario a las principales noticias sobre el tópico.

Quartz Index: A new way to measure the shifts in our global economy

Index is our way of highlighting statistics that show how the global economy is changing.

En tanto a su estilo de escribir, QUARTZ es la perfecta fórmula entre profundidad periodística y atracción del lector digital, sobre todo el usuario móvil. Sus artículos, por lo general, son extremadamente largos y crean un relato llamativo para la audiencia. Su estrategia se basa en artículos que sean menores de 500 caracteres o mayores de 900, aquellos contenidos son los que quieren su público. En tanto, su adaptación al mundo de las rede sociales afectó a su escritura, el mismo director del medio, Kevin Delaney, señala que todo título debe ser un potencial tweet.         

La fotografía, el video y audio, los hipervínculos e hipertextos son la característica esencial y que marcan la diferencia de todos los medios digitales a los de otra plataforma. Si bien, la fotografía existía mucho antes que internet, cuando se adentró a la web se reformó su concepto y hoy cumple un rol más protagonista que las mismas palabras.  En QUARTZ, y gran parte de los medios nativos digitales, utilizan un grado de vanguardia al utilizar la imagen en sus presentaciones. Por ejemplo, QUARTZ gusta de fotografías que transmitan un segundo mensaje que potencie lo que ya se encuentra escrito en el artículo. De esta manera, los medios nativos digitales han logrado combinar el arte con el periodismo.

Atlas

The new home for charts and data, powered by Quartz.


THE ECONOMIST

The Economist nació también en Septiembre, pero de 1843. El periódico semanal ha sido desde sus inicios, un medio que busca defender el libre mercado y las libertades personales por sobre las imposiciones gubernamentales. De hecho, en su primera edición, destacaba las altas tasas impositivas que el Reino Unido iba a aplicar a la importación de maíz.A lo largo de los más de 160 años de historia, The Economist ha posicionado su punto de vista frente a la actualidad política, económica, e incluso cultural y artística. Sus portadas con fotomontajes también representan el estilo sarcástico del medio. A partir del nuevo milenio, el medio ha debido reformularse en su estructura para dar cabida a la plataforma digital, pero sin dejar de lado el protagonismo de la versión impresa.

Wake Up with The Economist @Cannes 2016 from Martin Holzmeister on Vimeo.

La plataforma digital de The Economist, demuestra actualmente un estilo sobrio, que contrasta muchas veces, con el contenido sarcástico de sus artículos. Las imágenes se caracterizan por su buena factura, además de dar contexto a las publicaciones. Desde 2009, el medio se propuso potenciar la página web como un “espacio para el debate inteligente de los contenidos en la versión impresa. A esto también se le vio la necesidad de aumentar la cantidad de artículos complementarios de forma más seguida, como soporte audiovisual, podcasts, o columnas de opinión.

Debido a la incursión en la web, The Economist, también ha reducido la extensión de sus artículos (de 700 a cerca de 500 palabras) con el fin de adaptarse al lector web. Aunque, su objetivo principal ha sido aumentar el número de suscriptores a la edición impresa, la campaña para aumentar el número de seguidores en sus respectivas redes sociales han sido objeto de estudio. Esto es apreciable, sobretodo en sus cuentas de Twitter.

Cuando es pertinente, las fotografías pueden ser reemplazadas por una infografía gráfica relativa al contenido informativo que abarca una determinada nota. Entre los complementos del sitio a los que se puede acceder, están las notas de audio. Es posible acceder también a un canal de audio que emite boletines periódicos. Junto con todo lo anterior, existe contenido en video, a través de cápsulas con lo más destacado del día.