Proyecto Quipu: Una voz, muchas voces

01Los Incas, tenían un complejo sistema de contabilidad utilizada por el Imperio. Los quipu, en quechua: khipus (conjuntos de nudos de colores) eran un instrumento de carácter mnemotécnico que era empleado para el registro de expedientes del gobierno. Este utensilio estaba compuesto por nudos de cordones en forma de cadenas que tenían distintos colores. Algunas elaboraciones poseían plumas o huesos para darle un significado especial. De ellos dependían toda la gestión económica y social. Era como una biblioteca de datos que mantenía el orden en toda una civilización.

Cientos de años después, en la década de los noventa, quien era presidente en ese tiempo en Perú, Alberto Fujimori, lanzó un Programa de Planificación Familiar. El proyecto resultó ser la esterilización masiva de 272,028 mujeres y de 22,004 hombres. La mayoría fueron personas de las comunidades indígenas de las zonas rurales del Perú. Nadie les preguntó. Los abordaron y les aplicaron el procedimiento. Se aprovecharon de su ubicación casi en calidad de aislada. También de su poco o nulo manejo del español. Muchos fueron obligados con la fuerza.

Tampoco hablaron. El miedo que se vivía por la represión del gobierno, y el poco acceso a la comunicación y la tecnología fueron factores imprescindibles para mantener callados a los afectados. Sólo después que Fujimori dejó la presidencia en el año 2000, se dieron a conocer estos casos.

La profesora de la Universidad Diego Portales, María Ignacia Court, junto a la cineasta Peruana, Rosemarie Lerner, ambas directoras  de la casa productora Chaka, decidieron crear junto al productor Sebastian Melo y el desarrollador creativo Ewan Cass – Kavanagh el Proyecto Quipu. Una iniciativa que busca recuperar los testimonios de la gente afectada y alzar una gran voz que represente a estas mujeres y hombres que fueron obligados a ser esterilizados.

The Quipu Project

272,000 women and 21,000 men were sterilised in the 90’s in Peru. Thousands have claimed this happened without their consent, but until now they have been repeatedly silenced and denied justice. After almost 20 years their voices can finally be heard through this interactive documentary, which connects a free telephone line in Peru to this website.

La semana pasada, en la Facultad de Comunicación y Letras de la UDP, la profesora Court, junto a su par, Florencia Adriasola de Diseño, presentaron a los alumnos de Periodismo y Diseño UDP el desarrollo del proyecto. En la exposición, la docente habló sobre su experiencia como directora al frente de Quipu, y Adriasola comentaba en términos propios de la disciplina del diseño algunas indicaciones del documental multimedia.

03

En la exposición, Court habló sobre cómo comenzó la idea de reunir estos relatos,  “empezamos a investigar, tuvimos varias entrevistas con asociaciones de mujeres, con líderes o representantes de víctimas. Tuvimos informes, archivos de prensa y reportajes. Y con toda esta investigación hicimos unos hallazgos”, comentó la docente. Esto llevó a tener un claro interés por obtener más historias y hacerlo visible ante toda una audiencia. El desafío fue encontrar un canal que permitiera extraer estos relatos. Las principales víctimas son personas de comunidades indígenas que viven en sectores rurales. Esta es la audiencia primaria: personas analfabetas, que no poseen acceso a tecnología digital, y viven en lugares dispersos del territorio peruano.

Es por eso que crearon una línea de teléfono para que las mujeres y hombres que fueron afectados cuenten sus experiencias en estas esterilizaciones forzadas. “No todo el mundo sabe leer y escribir. Es por eso que no podíamos hacer un llamado a contar los testimonios a través de una carta. Tampoco el internet llega a sus pueblos, no les podíamos pedir un mail, que nos subieran una foto, o un video sobre esta historia. En ese sentido, el acceso a la tecnología que ellos tenían es la radio. Son las radio comunitarias que existen en cualquier pueblo del mundo y también los teléfonos tradicionales, no los que están conectados a la web como los smartphones”. Para poder reunir todos estos relatos, el equipo de Quipu estableció un sistema de almacenamiento que fuera compatible entre lo análogo y lo digital. Es por eso que las conversaciones de los llamados son grabadas y enviadas a una base de datos. Y finalmente se reordenaban para ser presentadas en el diseño multimedia de este documental interactivo.

Para las autoras, la audiencia secundaria está compuesta por las personas que ven el documental con acceso a Internet. Es por eso que realizaron un sitio experimental, lo más interactivo posible para generar empatía con los visitantes de la web. El diseño de la página tiene una introducción explicando el nombre del proyecto con la imagen del instrumento inca de fondo. Luego, aparecen los audios de Alberto Fujimori, defendiéndose de los testimonios que dejaban en jaque las políticas de su gobierno. También hablan líderes de asociaciones de mujeres que fueron injustamente esterilizadas. Se escuchan algunos relatos de personas afectadas. En la imagen se ven videos de lugares rurales de Perú. Este inicio culmina con una invitación para que las personas puedan explorar esta página.

04

El diseño, realizado por Mike Robbins, de Helios Design Labs, tiene una forma de quipu digital: cuerdas con puntos que cuentan cada relato. El trabajo se divide en cuatro grandes temas:

El Programa de Esterilización: testimonios de la forma en que mujeres y hombres fueron obligados a vasectomías y ligaduras de trompas de falopios.

Las Operaciones: el relato de cómo fueron intervenidos quirurgicamente para ser esterilizados.

La Vida Después: las víctimas cuentan las secuelas que tuvieron gracias a este programa.

En Busca de Justicia: el camino que han recorrido las asociaciones de víctimas para ser escuchados.

Cada uno de estos registros de audio están acompañados de subtítulos: “Al escuchar y leer, pueden ir siguiendo mejor el testimonio”, agregó la docente. La idea es que las personas que ven este documental puedan tener claridad de los hechos que sucedieron en esa época.

Quipu es un sitio que muestra una realidad detonada en el pasado que ha afectado a miles de personas en Perú. Ellos son víctimas de la discriminación, la represión y una seguidilla de crímenes de un régimen que todavía no paga por las atrocidades cometidas. Hoy la iniciativa Quipu Project está realizando un cortometraje sobre esta historia en co producción con The Guardian, “Es un cortometraje que va a salir en la web del diario The Guardian, que es sobre la historia más íntima de una de las líderes de estas mujeres, y su incesante lucha por justicia en representación de todas las personas afectadas comentó la profesora Court.