Sebastián Moreno: Más allá de Guererro

En el mes de septiembre, la Biblioteca Nicanor Parra inició un ciclo de cine enfocado a la dictadura y derechos humanos, allí fue invitado Sebastián Moreno (45) para mostrar y comentar su documental GUERRERO (2017).

“Ir en búsqueda de esa historia no contada” es la premisa de Moreno, quien, inspirado en la figura de Patricio Guzmán, decidió volver a revisar temáticas del régimen militar que, de una u otra forma, estaban invisible ante las personas.

“GUERRERO me confirma que revisar nuestra historia, hablar de nosotros y encontrar documentos que explican que ciertas historias son verdad, ayudan a construir nuestro relato histórico, nuestra identidad”, recalca el director.

En ese sentido, su más reciente documental es la historia de Manuel Guerrero, hijo del profesor degollado (Caso degollados), quien a sus 14 años crece enfrentado a las consecuencias de la Guerra Fría y el régimen militar chileno. A su corta edad, el joven decide tomar el lugar de su padre y continuar en la lucha contra la dictadura.

Sin embargo, no es primera vez que el cineasta retrata sucesos históricos de nuestro país. En 2006 lo hizo con La Ciudad de los Fotógrafos, que muestra cómo el trabajo de fotógrafos y reporteros gráficos, permitió crear un registro visual para apoyar los testimonios de las víctimas de represión y censura durante la dictadura.

También lo hizo con Habeas Corpus (2015), cuando mostró cómo los funcionarios de la Vicaría de la Solidaridad iniciaron el proceso de velar por la vida de los perseguidos y buscar el destino de los detenidos por la policía secreta de la opresión de Pinochet.

En ese sentido, “los países son como sujetos, en la medida en que guardan secretos que se van transmitiendo de generación en generación, y que mientras ésta más se distancia, más ignorante va a a ser y desconocer la razón de su sufrimiento”, expresa Moreno al momento de explicar la importancia de contar estas historias.

Revisa la entrevista completa a continuación.