TranSítar: conquistar un espacio para los niñxs trans

Diferentes niños aparecen en pantalla declarando sus derechos, desmitificando prejuicios y exigiendo la creación de una ley de género para mayores de 14 años. Esa es una de las campañas de la Fundación TranSitar que Niki Raveau, investigadora de la organización, presentó al público asistente a la proyección de “Una Mujer Fantástica”de Sebastián Lelio, organizada por la Biblioteca Nicanor Parra de la Universidad Diego Portales, el Ciclo de Cine e Identidad de Género giró en torno a temáticas trans, el feminismo, la diversidad y la familia.


El 27 de abril de este año, la Superintendencia de Educación envió una circular a todos los establecimientos para establecer “disposiciones que regulan los derechos de niños, niñas y estudiantes trans en el ámbito de la educación”. Entre las medidas que establece la circular se encuentra una que permite a los niños trans utilizar servicios higiénicos como duchas y baños “de acuerdo a las necesidades propias del proceso que estén viviendo, respetando su identidad de género”.
Lo anterior generó un debate a nivel nacional, que Raveau considera necesario para visibilizar la situación de los escolares trans, algo en lo que TranSítar también ha aportado: “Me parece super potente mostrarte como otro grupo social que viene a buscar y conquistar su espacio”.

Uno de los ámbitos que ha sido más difícil de alcanzar para la comunidad trans han sido los medios tradicionales, por lo que la fundación ha buscado generar contenido a través de sitios como El Desconcierto, que les entrega una libertad editorial para hablar de las labores de la fundación.

Sobre la película, Niki Raveau dijo que “es un trabajo de arte alucinante. Muestra que hay espacio más allá del activismo o de la demanda institucional. Muchas veces el activismo va más allá de lo institucional también”. El premiado largometraje cuenta la historia de Marina, personificada por Daniela Vega, una mujer transgénero que se enfrenta a la repentina muerte de su pareja y comienza un viaje personal lleno de fuerza y gracia.

Niki Raveau cuenta acerca de las dificultades y desafíos de visibilizar a jóvenes y niñxs trans: